Aceite de Ricino sus propiedades

 El aceite de ricino se extrae de la semilla de una planta muy parecida a la higuera, llamada Ricinus communis ("Higuera del diablo"). Sus semillas contienen entre un 50-80% de aceite, que a su vez tiene un alto contenido en ácido ricinoléico, que tiene unas excelentes propiedades laxantes y purgantes. El nombre de este aceite en ocasiones es mal traducido ya que su denominación en inglés es castor oil por lo que muchos lo traducen como aceite del castor.

 

Este aceite tiene múltiples usos en afecciones como colitis, estenosis del duodeno, estreñimiento, como purgante, para mejorar la digestión y mejorar las evacuaciones, trastornos gástricos y renales, nefritis, atonía intestinal, inflamación, intoxicación o envenenamiento y muchos más usos en cataplasmas, compresas calientes, aplicaciones locales, gotas y ciertas dosis por vía oral.

 

El aceite de ricino tiene:

  • Propiedades depurativas
  • Es hidratante para la piel
  • Es rico en antioxidantes 
  • Puede ser un laxante si se ingiere
  • Se usa en tratamientos contra la artritis

 

El aceite de ricino se ha convertido en un producto natural ideal para tratar el acné en la piel. El ácido ricinoleico que contiene este aceite tiene múltiples propiedades que combaten los microbios y actúan directamente sobre la base del problema, logrando purificar la piel y previniendo la formación de nuevos granitos e impurezas.

Al ser un potente hidratante, el aceite de ricino es muy beneficioso para cuidar la piel seca y mantener la humedad de la dermis. Los múltiples ácidos grasos que contiene el aceite de ricino previenen la sequedad de la piel y le aportan un extra de suavidad. Puedes realizarte masajes con aceite de ricino en las zonas que tu piel esté más reseca para recuperar su estado natural.

Uno de los grandes beneficios cosméticos del aceite de ricino es que es un gran aliado contra el envejecimiento de la piel. De hecho, son muchos los cosméticos anti edad que lo incorporan en su fórmula como principal ingrediente. Ayuda, entre otras cosas, a reducir las ojeras y proporcionar un aspecto más joven a la piel.

Si tu pelo está dañado, el aceite de ricino es un producto natural muy efectivo. Es un gran reparador y fortalecedor del cabello y, además, es un tratamiento muy recomendado para acabar con los problemas de caspa. Muchos acondicionadores capilares incluyen el aceite de ricino, ya que aporta una luminosidad y un brillo especial al cabello.

Debido a su alto contenido en vitamina E, el aceite de ricino es muy beneficioso para fortalecer y mantener con buen aspecto nuestras uñas. No dudes en aplicarlo antes de ponerte el esmalte de uñas, notarás la diferencia. También, puede ser un buen hidratante para las pestañas, que ayuda a reforzarlas.

Otro de los beneficios del aceite de ricino es que puede ser utilizado como aceite corporal para masajes anti-inflamatorios y aliviar dolencias musculares y de articulaciones.

Aceite de ricino puro: es también uno de los mejores remedios caseros para el dolor de espalda. Tomar de 5 a 10 ml bien mezclados en una taza de leche caliente y tomar en el momento de ir a la cama durante 40 noches seguida. Esto trae mucho alivio porque limpia y elimina las toxinas acumuladas en el colón. Si no las limpiamos están viajan por los canales corporales (Srotas) y se depositan en las articulaciones más debilitadas.

En medicina Ayurveda se utiliza como vehículo para promover la circulación y la curación de órganos internos -los ubicados debajo de la piel sobre la cual la compresa se coloca. También se utiliza este remedio natural para mejorar la función hepática, aliviar dolores, reducir inflamaciones y mejorar la digestión.

Las zonas del cuerpo en que se suele aplicar este método terapéutico son:

  • Sobre el lado derecho del abdomen: para desintoxicar el hígado.
  • Sobre la zona en que existan articulaciones doloridas o inflamadas, tendones, cuadros de bursitis o dolores musculares.
  • Sobre el abdomen, para aliviar constipaciones y otros desórdenes digestivos.
  • Sobre el abdomen bajo, en caso de desórdenes menstruales y de quistes uterinos y/u ováricos.

Precauciones: estas compresas no deben ser aplicadas sobre zonas con piel irritada o lastimada ni en mujeres embarazadas, amamantando o menstruando.

создать сайт