Cómo se Configura el Morador Interno

COMO SE CONFIGURA LA GUÍA INTERNA "PRESENCIA" EN EL CORAZÓN HUMANO

 

Sri Sankara Bhagavapada es amigo de infancia de Sri Bhagavan fueron compañeros de escuela. Es físico nuclear, quien trabajo muchos años en investigación nuclear en Frankfurt-Alemania. El año 83 Sri Bhagavan lo llama para que juntos plasmen el sueño que tanto hablaron en su infancia, levantar una escuela de niños, para el desarrollo de una nueva educación Humanista, desarrollando así el Despertar de la Presencia en la Conciencia Humana. Estuvo al frente liderando la Escuela, los primeros pasos de la Orden de Dasas, entrenó a los guías de la Oneness University. Hoy se dedica a la Astrología Védica y asesora a Bhagavan en relación a esta area del Conocimiento Vedico “Jyotisha Vidya”.

Diálogo de Sri Bhagavadpada  con un periodista espiritual:

Sri Bhagavadpada  (B):       Es muy cierto que la Suprema Presencia tiene un infinito número de formas, todas formas muy auspiciosas y sagradas que tomó para satisfacer la demanda de su sin número de buscadores, más asombroso te parecerá el hecho que cada buscador espiritual está destinado a una Forma de la divinidad en particular dependiendo de sus Vasanas de vidas pasadas y sus presentes Samskaras. La Presencia siempre se manifestará en esa Forma, la cual es kármicamente apropiada para cada buscador, o devoto.

Periodista (P) No realmente. Sus nuevas palabras y explicaciones me están confundiendo. “¡Dependiendo de Vasanas de vidas pasadas y presentes Samskaras!”. ¿Qué significa todo ésto? ¿Cómo puede ser que Su Forma en el corazón dependa de éstos factores? “Kármicamente apropiado” esto también es un poco confuso, por favor entrégueme un poco de luz en éstos aspectos.

(B):      Primero veamos que son los Vasanas, ya que necesitamos saber esto muy claramente.

Un Vasana es una unidad distintiva de la conciencia humana. Un cordón vivo de pensamiento, sentimiento, deseo que constantemente se activa golpeando agresiva, impaciente e impulsivamente la puerta de nuestra conciencia, demandándonos atención, invitándonos e incluso rogándonos a actuar y hablar de cierta manera, eso sí, no necesariamente posee siempre un caracter bestial. Hay buenos Vasanas también, los cuales buscarán impacientemente ser satisfechos.    

Ambos nos esclavizan y nos dominan. Los Vasanas negativos, crean sufrimiento; mientras los positivos nos llevan a la paz y últimamente nos liberan. ¡Una vez que este cordón vivo de pensamiento es activado, induce un tan profundo deseo en nosotros, que sólo podemos ser liberados de esta distracción y perturbación interna, cuando nos dejamos llevar por este deseo y compulsión interna, y actuamos o hablamos, en la manera demandada por este Vasana! Una vez que se ha satisfecho, se retirará, se dormirá, pero solamente para luego volver de nuevo, al día siguiente, o la próxima semana, el mes siguiente a repetir el mismo proceso, ¡todo de nuevo! De esta manera, la vida en este cordón vivo, puede durar muchos años, hasta que es gradualmente desgastado, comenzando a morir, en acordancia con las leyes del Karma.

            Lo que es muy característico para distinguir un Vasana, es nuestra completa incapacidad de realizar un razonamiento psicológico de algún tipo, así como traumas infantiles e influencias de esta vida que expliquen esta conducta. No tenemos manera de saber como es que aquel pensamiento, sentimiento, impulso y deseo despertó en nosotros por primera vez y no se logra determinar de donde toma fuerza y nace, repitiéndose recurrentemente en nuestras vidas.

            Los hindúes ancestrales, quienes eran grandes eruditos en estos asuntos espirituales, dieron la siguiente sensible formulación. La idea básica es que el origen del Vasana está completamente escondido de nosotros y está enterrado muy profundo en las memorias e incidentes de las vidas pasadas, ellos decían: “El cordón vivo de pensamiento-sentimiento-deseo es como una fragancia (vasana) de una flor. Pero nunca hemos visto la flor, que es la fuente de la fragancia. ¿Y qué es exactamente la flor? Es un incidente en una vida pasada o tal vez la acumulación de experiencia de toda una vida, vivida en una forma particular, con una constante satisfacción de éste, una vida con un recurrente pensamiento-sentimiento-deseo de este tipo”.

            ¡El Vasana nace de esta flor y luego crece! La fuente en sí misma está escondida de nosotros, sin tener una clara identificación de los rastros de su memoria.

(P)       Todo esto es tan excitante. ¡La vida es tan misteriosa! Por favor deme más ejemplos de Vasanas.

(B):      Bueno, haré eso ahora. Espero que todo quede más claro aún. Te daré dos distintos tipos de ejemplos. Primero uno general, y otro ejemplo muy particular, el cual concierne el tema y una especial relación “Karmática no terminada” de una vida pasada entre dos individuos. Es muy común en la experiencia humana el intentar suavizar y suprimir ciertos deseos y atracciones. Pero hagamos lo que hagamos, este deseo, viniendo desde muy profundo e internamente de nosotros, nos arroja al suelo, se para sobre nosotros y logra su propósito, ¡el cual nos oponemos a aprobar e incluso sancionamos! Normalmente es miedo a las normas sociales lo que nos hace poner un cinturón apretado a estos deseos peligrosos; rogando por satisfacción. ¡Cuando miramos profundamente hacia dentro, vemos este proceso ocurriendo en nosotros! Y estaremos asombrados de los orígenes de estos peligrosísimos impulsos y nos sentiremos avergonzados de poseerlos. Y que todos estos deseos e insatisfacciones es también parte de nosotros. De esta manera, miedo de algo muy específico, deseo sexual, deseo a apostar, profundo deseo por ropa costosa, apego a la buena comida, una específica envidia, orgullo, incontable remordimiento, un especifico o general tipo de odio, todo esto pueden ser Vasanas, poseyendo sus misteriosas raíces en vidas pasadas.

El segundo tipo de ejemplo, pertenece a una relación “kármicamente no terminada” y sus frutos kármicos deben ser solucionados en la presente vida. Piensa en un marido y su esposa quienes se han relacionado fuertemente uno a otro en muchas vidas pasadas. ¡Ellos se encuentran en esta vida inevitablemente! ¡Así de inexorable es la ley del Karma! Su presente relación, posee cierta enferma y nauseadora cualidad. Sus vidas están llenas de conflictos y peleas. Ellos están en shock y muy cansados de esto. ¡En shock porque las peleas continúan espontáneamente, sin ninguna razón obvia! Y muy cansados porque las peleas los han agotado. ¡Es este Vasana en especial el cual los está haciendo reaccionar como locos y luego llorar por lo miserable que son! Ellos están cosechando frutos de sus propios pensamientos, palabras y acciones inauspiciosas que fueron sembradas por ellos mismos en tantas de sus vidas pasadas.

Viendo los Samskaras, el significado de esta palabra es inmediatamente relevante para nosotros (ya que hay muchos otros significados también, de los cuales obviamente no estamos interesados ahora), que es Condicionamiento de la Vida Presente. Especialmente nuestros gustos y preferencias como también nuestros disgustos y rechazos, los cuales nacen de nuestras circunstancias de infancia e incluso de las experiencias y eventos de nuestra adultez. Por lo tanto Samskara se refiere a influencias de muchos tipos, que vienen eso sí de la vida presente. Por ejemplo, tenemos una fuerte inclinación a ser orgullosos, o una tendencia a ser amorosos, o una fascinación por conocimiento, o un profundo amor a los perros, o un deseo secreto de aventura, etc... Tales preferencias y disposiciones, siempre cuando poseen su raíz en la vida presente solamente, los llamaremos Samskaras.          

Estos Samskaras cultivados, luego de la muerte del individuo, pasan a la nueva vida como “Vasanas”.

Ahora, con las definiciones y principios preliminares, estamos en una posición en la cual podemos ir más profundos en el Mahavakya. El buscador espiritual pudo haber tenido una vida o más en la cual comenzó a construir y a nutrir un buen samskara en su entonces naciente forma, en devoción hacia la Suprema Presencia en la forma de, digamos, Cristo. Y durante esas vidas pasadas, el pudo desarrollar un fuerte apego emocional a esta forma en particular del Ser Supremo.

Imagínate ahora, ese Samskara tan nutrido en esta particular o más vidas pasadas, entra ahora como un Vasana en un bebé ¡un par de meses antes de nacido!. A medida que va creciendo, el Vasana presente dentro de él, lo va a empujar a buscar. El ahora camina y entra en uno de los cursos Oneness en alguna parte del mundo y ¡comienza a buscar a Bhagaván! Su devoción hacia Cristo lo va a comenzar ahora a distraer y perturbar, pero extrañamamente, La Presencia Divina, ¡que es la Mente Conciente Colectiva, quien conoce y gobierna sobre todos los pensamiento de la humanidad!, ¡Reconoce muy bien esta presente distracción en el buscador! Por ello, cuando descienda en el corazón del buscador, tomará la forma del Cristo, en vez de tomar la forma Encarnacional de su presente venida masiva. En este ejemplo es evidente que los otros posibles factores determinantes, así como los presentes Samskaras en el buscador no tienen una fuerte influencia en su búsqueda como lo tiene el Vasana.

Este ejemplo es uno real, esto fue lo que realmente le pasó a uno de los seguidores de Bhagaván.

Por ello un Vasana de una vida pasada, puede ser un importante factor, que contribuye a la forma que el Morador Interno tome en su corazón. Por esta razón, el Ser Supremo depende de las disposiciones del Bhakta (devoto-buscador), siendo éstas; Vasanas o presentes Samskaras. Por ello La Presencia Divina es llamada Bhaktaparadhina. Esto es, Uno que es dependiente del Bhakta (devoto), o más preciso, en sus varias disposiciones, así como profundas sentadas creencias, actitudes y preferencias.   

Piensa ahora en un Samskara, que puede ser un importante factor determinante en la Forma del Morador Interno en el corazón. Este será el caso de un buscador, en el cual los Vasanas de vidas pasadas  no son tan poderosos como para ser factores determinantes. De muchos casos que he sabido, dejame mencionarte aquí sólo un ejemplo típico.

La buscadora en este caso fue una joven mujer casada, hindú. Sus profundos sentimientos hacia Dios y su fé no fueron formados en el curso de su vida hindú, eso sí durante su infancia como estudiante en un Colegio Cristiano. A esa joven edad, la Divina figura de Jesucristo y su misión de vida capturó su corazón completamente. Cuando la Presencia descendió en su corazón, la forma que tomó, en esa primera ocasión, fue una Luminosa Cruz del Cristianismo. Sólo luego de varias horas que esta forma, la cual es el resultado de un Samskara (condicionamiento) creado en la infancia, cambió a la Presente Forma Encarnacional, la forma de Sri Bhagaván.

            Estos ejemplos ilustrativos deben ser suficientes para llevar a casa el principio del Bhaktaparadhina, que la Forma del Morador Interno en el corazón es dependiente en las disposiciones del Bhakta (devoto), o en sus Vasanas de vidas pasadas o en sus presentes Samskaras.

(P)       Teniendo tan claro todo esto, por favor explique como es que la forma del Guía Interno en el corazón es también apropiada kármicamente.

(B):      De hecho, imperceptiblemente ya he realizado ésto. En ambos ejemplos anteriores; uno referido a las influencias de vidas pasadas (vasanas), y otro referido a influencias de esta vida (samskaras); una cosa debe ser bastante evidente. La percepción cargada emocionalmente de la Presencia, a la cual nos hemos apegados consciente o inconscientemente, será uno de los factores que determinará la forma del Morador Interno en nuestro corazón.

Su Forma en el corazón es llamada, Avirbhava, esta es la cosecha que hemos logrado a través de la carga emocional en la percepción que hemos tenido de Dios, y que hemos cultivado y nutrido en nuestra vida presente o en muchas vidas pasadas. ¡Esta es la semilla que hemos plantado! Esta es la semilla que ha madurado, en acuerdo con las leyes del Karma que luego se ha transformado en el Avirbhava, siendo éste el fruto del Karma. Aquéllos que no han recibido aún el Avirbhava deben contemplar sobre las implicaciones que los perturban, ¡para que el fruto aún no haya tomado existencia! La cual va en camino a una nueva creación. Todo esto es lo que se significó con la expresión anterior. La Forma del Morador Interno en el corazón, siendo Kármicamente apropiada.

Debemos recordar que el Ser Supremo es muy Ancestral y Antiguo y que es la Persona Suprema (El Purushottama), por ello algunas veces, ama creativamente y divinamente intervenir en los asuntos de los humanos y es natural que durante estos momentos de intervención avance y ¡Elija por Sí mismo! Y la gran Bendición de la elección Divina ocurre en todos esos casos, en los cuales la Presencia está muy satisfecha y complacida con la devoción y la entrega de un buscador. En tales casos, ¡le agregará inesperadamente esplendor! Un ejemplo nos ayudará a comprender a lo que voy. La Presencia puede residir en el corazón del devoto en la forma de un devoto al Señor Krishna, sin embargo, el día de navidad, decidirá tomar, la Forma de Jesucristo, solamente porque está muy complacido con Su devoto-buscador (Recuerda es el Supremo Amor y el Supremo Amigo, ¡todo en Uno!). Todo esto ocurrirá si Su seguidor tuvo cierta afinidad con Jesucristo en algún momento de su pasado. O tomará la forma del Señor Shiva en el día de Shivaratri (festividad a Shiva que dura toda una noche) si es que estaba ligado a esa Forma antes de descubrirlo a Él. Por lo tanto la Presencia escoje con  toda Su Voluntad en estos casos, con deliberación Suprema, cuando haya sido tocado y complacido con la devoción y rendición del buscador.

(P)       Por último, ¿podría Ud. darnos ciertos paralelos en la forma de los Sutras en las Escrituras Hindúes, con respecto al punto de la verdad de la Manifestación del Morador Interno (Avirbhava) en el corazón humano? Yo siento que esta es la esencia del Mahavakya. Me gustaría poder educar y decirle a la gente que la Verdad del Supremo Ser ha sido muy familiar al ser humano a través de lo que nos han mostrado y enseñado distintos Santos, Sabios y Místicos de las distintas religiones. Me gustaría poder decirles que el mismo Supremo Ser está una vez más estableciendo la misma Verdad, la que ha de establecer tantas veces, durante las distintas eras.

(B):      ¡Muy bueno que tengas la Bendición de tener sed por el conocimiento de las Escrituras! Primero que nada, que El Supremo Ser ISHVARA, es el Supremo Espíritu que mora en todo corazón humano es hermosamente enunciado por Sri Krishna en el Bhagavad Gita (18:61):

“¡Oh Arjuna! ¡El Supremo Ser, ISHVARA, mora en el corazón de todos los seres; humanos, otras criaturas más pequeñas e incluso en todos los tipos de energías y en la materia inherte! ¡Él controla y los envuelve a todos; a través del misterioso poder de Su Maya, así como todos ellos son objetos configurados alrededor de una rueda en constante movimiento!”.

Habiendo visto el paralelo del Gita; ahora veamos un paralelo de uno de los Upanishads (Mundakopanishads:2:2:7), el cual es incluso una fuente más antigua.

“Él es La Suprema Sabiduría y El Supremo Conocimiento y Él es en verdad La Gloria manifestada en la Tierra”.

            “En el espacio del corazón, en La Luminosa ciudad de Brahman, Él se encuentra establecido; cubierto por la capa de la mente y guiando el aire vital y el cuerpo. Con su asiento en el corazón, Él vive en todo el cuerpo del Hombre”.

            “A través del perfecto conocimiento de Él; el sabio realiza el estado de éxtasis y dicha inmortal”.          

            La Gloria del Supremo Ser es exaltada aún más en este Upanishad; pero Él es retratado en Su sin Forma, Impersonal, Trascendente y su naturaleza Intangible.

            La equivalencia del Avirbhava con el Impersonal, Intangible, Sin Forma, El Supremo Ser en el Cielo, en una mano; y el SAMPURNA AVATAR PURUSHA (Encarnación Completa de la Sumprema Luz, tomando Personalidad para relacionarse con Su Creación) en la otra mano, es enunciado hermosamente en el Srimad Bhagavatam. La Trinidad es Brahman, Avatar y Paramatman.

Esto es,          

“El Supremo Ser es realizado desde tres perspectivas por el buscador, y todas ellas son equivalentes. Estos tres aspectos del Supremo Ser son llamados Brahman, Avatar y Paramatman (Avirbhava). Esta es la confluente unidad y complementareidad de la Encarnación, la Trascendentalidad y las naturalezas inmanente del Supremo Ser”.

Entrevista a Sri Sankara Bhagavadpada

Traducido por Ricardo Bravo, 1999.

 

создать сайт